Osteopatía y Quiropraxia

La Osteopatía nace a finales del siglo XIX de la mano del médico Andrew Taylor Still. El doctor Still buscaba alternativas a los tratamientos tradicionales de la época, utilizando métodos menos invasivos para el organismo, que los fármacos utilizados.

Su propuesta defendía que el organismo no se podía observar como un conjunto de órganos y estructuras independientes, sino que todo va relacionado, ya que las alteraciones funcionales, vienen precedidas y determinadas por una alteración estructural, por tanto, si el tratamientos se centra en corregir la estructura, la mejoría en la disfunción orgánica, vendrá a continuación (Ley del todo).

Still también afirmaba que esos desajustes estructurales, producían una mala irrigación sanguínea a la zona afectada, situación que también mejoraría al solucionar el problema estructural (Ley de la arteria).

De igual manera, un bloqueo vertebral que interrumpa o altere el flujo nervioso, también puede provocar desajustes viscerales y orgánicos (Ley del nervio).

Otro de los principios importantes aportados era que el cuerpo posee mecanismos que permiten la autocuración, pero cuando la estructura está afectada, es posible que impida trabajar a estos mecanismos internos, de forma, que recuperando una funcionalidad correcta y normal, el organismo retomará su acción reparadora. (Ley de la autocuracion del cuerpo).


La Quiropraxia o Quiropráctica fue fundada por Daniel David Palmer en el año 1895, en el estado de Iowa (Estados Unidos). Posteriormente, su hijo ayudó a difundirla a principios del siglo XX.

La Quiropraxia, buscando la relación entre la estructura y la función del cuerpo humano, valora posibles alteraciones vertebrales (subluxaciones), o desajustes de la columna vertebral, que puedan afectar al sistema nervioso.

La mayoría de técnicas usadas en la quiropraxia se realizan mediante manipulaciones manuales, aunque recientemente en Estados Unidos, han empezado a utilizar algunos elementos tecnológicos para la detección de estas alteraciones, y para realizar algunas manipulaciones.

Contacto
El Estudio de Prado
c/Santa Engracia, 3 Entreplanta - Madrid.
(+34) 91 1134497
aranzana@gmail.com
Horario: Lunes a Viernes 09:30h-13:30 y de 15:30-20:00.